• superar limitaciones

    A que se puede deber nuestra falta de vitalidad continua

    Cuando no tenemos vitalidad, nos tenemos que preguntar si realmente es que nos falta vitalidad o simplemente estamos andando tan a contracorriente que es imposible que sintamos o tengamos suficiente energía. La falta de la vitalidad puede ser debido a ir en la dirección contraria a la que queremos. Posiblemente nuestro problema no es la falta de vitalidad, sino la falta de escucha hacia nuestro  espíritu interior, porque cuando nuestro espíritu interior nos grita que andemos por un camino y andamos por un camino contrario a el que nos dice, nuestro cuerpo se debilita. Cuando nos encontramos en esta situación tenemos que llamar a la reflexión, una charla hacia nosotros,…