Por qué nos sentimos solos, aunque estemos acompañados

 

La soledad nos acecha cuando estamos solos o en compañías que no nos dan calor, pero también nos acecha cuando estamos fríos por dentro, lo cierto es que para muchos en esta sociedad la parte espiritual carece de sentido o incluso es ridícula, pero todos necesitamos creer en algo para no sentirnos vacíos ni solos.

https://amzn.to/3f17RuC

Haz clic aquí si quieres liberarte del miedo de sentirte solo, con el libro «A solas» en Amazon porque este libro te muestra los pasos exactos para que logres sentirte a gusto contigo mismo cuando estás a solas para que tu bienestar no dependa siempre de las demás personas y puedas descubrir la gran persona que eres queriéndote cada día más.

 

Pensar que solamente tenemos una parte superficial, y que no somos más que eso, nos hace quedar ante los demás como personas realistas y fuertes, pero en realidad, ignorar nuestra parte espiritual, nos lleva a una mentira más, ya que todos en el fondo sabemos que somos mucho más que carne y pensamientos.

Ignorar nuestra parte espiritual, no solamente nos hace vivir en la soledad, sino que perdemos un auténtico empuje en los peores momentos de la vida, cuando alguien se va, es nuestra creencia interna de que somos mucho más, lo que nos vuelve a acercar a esa persona que perdimos.

Muchos no se explican como han sido capaces de levantarse después de un mal trago, o de volver a construir algo que se destruyo, aun ignorando esa parte espiritual de ellos, esa misma parte les ha ayudado a levantarse.

En la soledad, en los peores momentos de nuestra vida y en las perdidas, es cuando más nos acercamos a esa parte espiritual, la desesperación nos acerca a ella, en cambio la ignoramos en otros momentos, no dándonos cuenta de que perdemos la gran oportunidad de disfrutar de una fuente interna que puede enriquecer nuestra vida plenamente.