¿Por qué llamamos a los obstáculos, problemas?

Spread the love

Los problemas absorben gran parte de nuestra vida y energía vital, pero en realidad no es el problema lo que nos quita nuestra energía, sino la sobrevaloración que hacemos de ese problema.

Haz clic aquí si quieres aprender a solucionar los problemas que se presentan en tu vida con el libro «Mejorar a través de la acción«en Amazon, porque este libro contiene los secretos para que te sientas libre de los problemas y tener un futuro que este más en tus manos.

 

Si aprendemos a diferenciar entre un problema auténtico y una situación que aparece en nuestra vida que no nos gusta, no cargaremos con tantos problemas en la espalda, simplemente porque esas situaciones desagradables no las etiquetaremos como problemas.

Haz una lista de los problemas que te han ido surgiendo durante la semana y empieza a ser consciente de que algunas cosas que te han pasado durante la semana no son problemas, sino que son situaciones nuevas que aparecen en tu vida que no te gustan ni un pelo, porque seguro que no estás preparado para lo nuevo ni para lo difícil.

Lo cierto es que en nuestra vida tenemos circunstancias nuevas que nos asustan y que llamamos problemas, hay obstáculos que no tenemos ganas de saltar y por eso los llamamos problemas y también hay situaciones en la vida que nos quieren enseñar, pero como no tenemos ganas de aprender las llamamos problemas.

El no querer enfrentarnos y no saber lo que hacer con las situaciones nuevas en nuestra vida hace que nos escondamos detrás de la palabra  problema, así ya tenemos la excusa para no acabar de enfrentarnos a los nuevos obstáculos de la vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *