Mente Sana-Cuerpo Libre

¿Por qué llamamos a los obstáculos, problemas?

Como convertir un problema en un obstáculo superable

Es inevitable que las dificultades son algo con lo que tenemos que lidiar más a menudo de lo que nos gustaría.

Es cierto que no es nada fácil afrontar las adversidades, pero también es cierto que nuestra actitud puede hacer la gran diferencia si decidimos convertir el problema en un obstáculo más.

Aquí te muestro 5 tips que te van a ayudar a tener una actitud enérgica y más constructiva frente a tus dificultades diarias.

superar dificultades y adversidad

 

1-Aprovecha tus obstáculos para activar tus virtudes dormidas

Solo tienes que mirar hacia atrás y recordar cuantas veces has salido victorioso de tus dificultades pasadas y recordando que es lo que hiciste y como lo hiciste, pero lo más importante pregúntate que herramientas internas utilizaste para salir airoso.

Puede ser que reflexionar sea lo que a ti te funcione o quizás lo tuyo sea buscar ayuda o respuestas en el exterior, hay personas que se les da mejor ser espontáneo creando nuevas ideas.

2-Aprende de las dificultades

Cuando la adversidad es demasiado grande para nosotros, nos desesperamos y parece que la vida no tenga sentido, sin embargo, si profundizamos y somos capaces de sacar provecho del aprendizaje que nos dan las dificultades, todo cobra sentido y sentimos que tenemos más energía para enfrentarnos a los obstáculos.

3-Superate a ti mismo

Los obstáculos son la gran oportunidad para mejorar como personas porque ellos tienen la capacidad de que nos superemos a nosotros mismos, quizás abriendo nuestra mente, siendo más sabios o simplemente mejores personas.

Cómo superar una dificultad siendo la mejor versión de ti mismo

4-Trabaja la aceptación

Cuando la adversidad aparece en nuestras vidas uno de los primeros impulsos que tenemos es la no aceptación y por ello pasamos mucho tiempo peleándonos con las situaciones difíciles en vez de ponernos a trabajar para solucionar el problema.

La aceptación llega cuando somos conscientes de que no podemos tener el control total de nuestras vidas y que tenemos que amoldarnos a situaciones que no nos gustan nada si queremos sobrevivir.

5-Trabaja tu resiliencia

No sabemos lo fuerte que podemos llegar a ser hasta que no nos encontremos una situación difícil, por eso los obstáculos son una oportunidad para fortalecernos como personas y utilizar esa fuerza en los nuevos retos que se presenten en el futuro.

 

 

Los problemas absorben gran parte de nuestra vida y energía vital, sin embargo, en realidad no es el problema lo que nos quita nuestra energía, sino la sobrevaloración que hacemos de ese problema.

Haz clic aquí si quieres aprender a solucionar los problemas que se presentan en tu vida con el libro «Mejorar a través de la acción«en Amazon, porque este libro contiene los secretos para que te sientas libre de los problemas y tener un futuro que este más en tus manos.

 

Si aprendemos a diferenciar entre un problema auténtico y una situación que aparece en nuestra vida que no nos gusta, no cargaremos con tantos problemas en la espalda, simplemente porque esas situaciones desagradables no las etiquetaremos como problemas.

Haz una lista de los problemas que te han ido surgiendo durante la semana y empieza a ser consciente de que algunas cosas que te han pasado durante la semana no son problemas, sino que son situaciones nuevas que aparecen en tu vida que no te gustan ni un pelo, porque seguro que no estás preparado para lo nuevo ni para lo difícil.

Lo cierto es que en nuestra vida tenemos circunstancias nuevas que nos asustan y que llamamos problemas, hay obstáculos que no tenemos ganas de saltar y por eso los llamamos problemas y también hay situaciones en la vida que nos quieren enseñar, pero como no tenemos ganas de aprender las llamamos problemas.

El no querer enfrentarnos y no saber lo que hacer con las situaciones nuevas en nuestra vida hace que nos escondamos detrás de la palabra  problema, así ya tenemos la excusa para no acabar de enfrentarnos a los nuevos obstáculos de la vida.

 

En resumen

Las dificultades son inevitables en nuestra vida, sin embargo, dentro de esas dificultades tenemos capacidad para cambiar más cosas de lo que pensamos.

Si somos capaces de eliminar la etiqueta de problema a la dificultad para ponerle el nombre de obstáculo, sentiremos que somos más capaces de superar todo lo que nos venga.

Cuando tenemos la capacidad de ver oportunidades de crecimiento en la adversidad, tenemos casi toda la batalla ganada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba