Cuales son los caracteres sexuales masculinos

admin
admin

Caracteres sexuales secundarios

La reproducción es el proceso por el que los organismos crean más organismos como ellos. Pero aunque el sistema reproductor es esencial para mantener viva una especie, a diferencia de otros sistemas corporales, no lo es para mantener vivo a un individuo.

En el proceso reproductivo humano intervienen dos tipos de células sexuales o gametos. El gameto masculino, o espermatozoide, y el gameto femenino, el óvulo, se encuentran en el aparato reproductor femenino. Cuando el espermatozoide fecunda (se encuentra con) un óvulo, este óvulo fecundado se denomina cigoto. El cigoto pasa por el proceso de convertirse en embrión y desarrollarse hasta convertirse en feto.

Los seres humanos, como otros organismos, transmitimos algunas características de nosotros mismos a la siguiente generación. Lo hacemos a través de nuestros genes, los portadores especiales de los rasgos humanos. Los genes que transmiten los padres son los que hacen que sus hijos se parezcan a otros de su familia, pero también los que hacen que cada hijo sea único. Estos genes proceden del espermatozoide del varón y del óvulo de la mujer.

¿Cuáles son las causas de las características masculinas en las mujeres?

La virilización puede hacer que las mujeres desarrollen rasgos masculinos, como calvicie de patrón masculino y crecimiento excesivo de vello facial y corporal. La virilización suele estar causada por un desequilibrio de las hormonas sexuales. Esto puede deberse al uso de suplementos de hormonas masculinas o esteroides anabolizantes.

  Donde vender contenido sexual

¿Qué son los caracteres sexuales primarios y secundarios?

Los caracteres sexuales primarios están presentes en el momento del nacimiento y comprenden los genitales externos e internos (por ejemplo, el pene y los testículos en los hombres y la vagina y los ovarios en las mujeres). Los caracteres sexuales secundarios son los que surgen durante las fases prepuberal y postpuberal (por ejemplo, los senos en las mujeres…

Clase 8 Ciencias Capítulo 10|Secundaria Sexual

Los caracteres sexuales secundarios son rasgos que distinguen los dos sexos de una especie, pero que no forman parte directamente del sistema reproductor. Se cree que han evolucionado para dar a un individuo una ventaja sobre sus rivales en el cortejo. Se oponen a los caracteres sexuales primarios: los órganos sexuales.

Entre los caracteres sexuales secundarios más conocidos están el vello facial de los leones machos y las largas plumas del pavo real. En los humanos, los más visibles son los pechos de las hembras y la barba y el bigote de los machos. Las características sexuales secundarias incluyen los colmillos de los leones marinos, el plumaje de muchas aves macho, los indicadores químicos de muchos insectos, etc.

La diferenciación sexual comienza durante la gestación, cuando se forman las gónadas. El hábito general y la forma del cuerpo y la cara, así como los niveles de hormonas sexuales, son similares en los niños y las niñas prepúberes. A medida que avanza la pubertad y aumentan los niveles de hormonas sexuales, aparecen diferencias evidentes.

  Es normal que mi esposo no quiere tener relaciones sexuales

Los niveles masculinos de testosterona inducen directamente el crecimiento de los testículos y el pene, e indirectamente (a través de la dihidrotestosterona [DHT]) el de la próstata. El estradiol y otras hormonas provocan el desarrollo de los senos en las mujeres. Sin embargo, los andrógenos fetales o neonatales pueden modular el desarrollo posterior de las mamas reduciendo la capacidad del tejido mamario para responder a los estrógenos posteriores.

3.12 caracteres sexuales secundarios

Los caracteres sexuales secundarios son rasgos que aparecen durante la pubertad en los humanos y en la madurez sexual en otros animales[1][2]. Estos caracteres son particularmente evidentes en los rasgos fenotípicos sexualmente dimórficos que distinguen los sexos de una especie[3], pero a diferencia de los órganos sexuales (caracteres sexuales primarios), no forman parte directamente del sistema reproductor[4]. Se cree que los caracteres sexuales secundarios son el producto de la selección sexual de rasgos que muestran aptitud, dando a un organismo una ventaja sobre sus rivales en el cortejo y en las interacciones agresivas[5].

Los caracteres sexuales secundarios incluyen, por ejemplo, las crines de los leones machos[2], la coloración brillante de la cara y la grupa de los mandriles machos y los cuernos de muchas cabras y antílopes. Se cree que estas características son producidas por un bucle de retroalimentación positiva conocido como el Fisherian runaway producido por la característica secundaria en un sexo y el deseo de esa característica en el otro sexo. Los machos de aves y peces de muchas especies tienen una coloración más brillante u otros ornamentos externos. Las diferencias de tamaño entre sexos también se consideran caracteres sexuales secundarios.

  Que es un bloqueo sexual

Sistema reproductor masculino simplificado – Anatomía y función

Desde una perspectiva biológica, la pubertad es la etapa de maduración física en la que un individuo se vuelve fisiológicamente capaz de la reproducción sexual. Los cambios biológicos que se producen durante la pubertad incluyen varios factores neurosecretores y/u hormonas, todos los cuales modulan el crecimiento somático, el desarrollo de las glándulas sexuales y sus secreciones endocrinas y exocrinas.

El aumento resultante de la producción de esteroides sexuales asegurará la aparición y el mantenimiento de los caracteres sexuales y la capacidad de reproducción. Todo el sistema endocrino se altera durante la adolescencia. Sin embargo, es esencialmente la activación del eje hipotalámico-hipofisario-gonadal la que induce y potencia la secreción progresiva de hormonas sexuales ováricas y testiculares, responsables de los profundos cambios biológicos, morfológicos y psicológicos a los que se ve sometido el adolescente.

La pubertad atraviesa cinco estadios desde la infancia hasta la plena madurez (P1 a P5) descritos por Marshall y Tanner. En ambos sexos, estas etapas reflejan las modificaciones progresivas de los genitales externos y del vello sexual. Los caracteres sexuales secundarios aparecen a una edad media de 10,5 años en las niñas y de 11,5 a 12 años en los niños.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad