Cómo respirar cuando te presionan y sentirte libre en 3 pasos

Spread the love

 

Vivimos en una presión constante, son muchas las personas que comienzan el día con una carrera en la que el único premio es el de un cuerpo agotado.

No tenemos tiempo para la reflexión, para soñar despiertos ni para sonreír, en cambio se nos escapa el tiempo de nuestras manos en cosas que no nos llenan.

Haz clic aquí si quieres liberarte de la presión y tensión de la vida moderna con este libro «Vencer el estrés con Mindfulness» en Amazon porque este libro te muestra el camino para que puedas vencer el estrés y puedas ponerte a ti mismo como prioridad en tu vida disfrutando intensamente de cada instante.

 

En este post te doy unos consejos para liberarte de esas presiones que te impiden respirar y relajarte mientras disfrutas un poco de la vida.

 

Libérate de lo que te quita tiempo y no te aporta nada

Para liberarte de gran parte de la presión que tienes, necesitas tiempo para respirar y encontrarte contigo mismo, y para ello has de eliminar esas cosas que no te aportan nada y te quitan tiempo.

Seguro que llevas tanto tiempo haciendo esas cosas innecesarias que piensas que no puedes liberarte de ellas porque forman parte de tu vida, y lo cierto es que solo es un apego que no te deja avanzar.

Si te cuesta desprenderte de ese hábito innecesario, simplemente prueba solo un día o dos a no llevar a cabo ese hábito y observa lo que pasa.

Cuando un hábito es realmente innecesario, verás que todo sigue igual que siempre y nada se desequilibra, entonces eres consciente de que has estado durante mucho tiempo gastando energía innecesaria.

Si ese hábito le beneficiaba a una persona, pero en realidad esa persona es tan autosuficiente que no necesita de tu desgaste de energía, elimina ese hábito.

Elimina de tu vida todos los ladrones de tiempo, y sé consciente de a quien estás beneficiando con esos hábitos porque es bueno que ayudes a los demás, pero sin que tú te desgastes, ya que tú eres la prioridad.

 

Comienza a acercarte a ti mismo con este tiempo que has conseguido para ti

Ahora que ya has conseguido tiempo libre, es hora de que lo utilices para acercarte a ti mismo y darte lo que necesitas.

Puedes usar tu tiempo para reflexionar que necesidades son más importantes para ti y que deseos te quitan el sueño.

Usa este valioso tiempo para planear actividades que llevas tiempo deseando hacer, esas acciones que despiertan la vida en tu interior.

También puedes meditar para relajar tu mente o darte un paseo que te invite a la reflexión.

Regálate el tiempo que te mereces dignamente como persona, para curar tus heridas con nuevas alegrías o para mimar tu cuerpo como hace tanto tiempo te lleva pidiendo.

Ni los requerimientos de los demás, ni las prisas de esta sociedad necesitan más tu tiempo que tu mismo, porque tu tiempo es ese espacio donde te permites ser tu mismo sin ningún propósito más que amarte.

Deja de querer agradar a todo el mundo

El querer estar rozando la perfección es agotador, al igual que querer agradar a todo el mundo es un trabajo duro e inacabable.

No queremos decepcionar a nuestros familiares, queremos gustar al sexo contrario y que las personas se sientan muy a gusto con nosotros y si no lo logramos nos sentimos culpables.

Estar a la altura todo el rato de las circunstancias solo nos puede traer estrés y locura, por eso es importante que te liberes de ese papel de persona perfecta.

Permítete ser de vez en cuando torpe, hacer el ridículo y decepcionar a alguien cuando te es imposible cumplir ciertas cosas.

Siente que cuando llevas ya algunos días mostrándote menos perfecto, te acercas un poco más a la persona humilde que hay en tu interior, pero también sorprendentemente a otras personas que se sienten cómodas con tu sinceridad.

Eres mucho más que tus expectativas, eres esa persona que a pesar de sus errores logra sonreír y apreciar cada nuevo día como una oportunidad para ser mejor que ayer.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *