Cómo dejar de castigarte por tus errores y dormir en paz

Spread the love

Muchos de los fracasos de la vida son de personas que no se dieron cuenta de cuán cerca estaban del éxito cuando se dieron por vencidos

Los errores son naturales y necesarios, si tenemos la mente abierta, aprendemos de ellos y nos superamos como personas.

No nos frustran nuestros errores, sino nuestra capacidad de entender lo necesarios que son.

Si tus errores no te dejan dormir, este post es para ti.

Mentalízate de que tú ahora mismo no eres la persona que cometió esos errores

Sí, es cierto metiste la pata hasta el fondo e incluso hiciste daño a alguien, pero porque castigarse cuando tú no eres ya esa persona.

Si tú volvieras ahora mismo al pasado lo harías mejor, pero piensa que tú en ese momento eras un aprendiz de la vida y hacías lo que podías.

La imperfección forma parte de las personas, el camino de la vida nos hace grandes si aprendemos de él, pero tenemos que caminar y tropezar.

Tú hiciste lo que tu sabiduría te permitía hacer en ese momento y eso quiere decir que lo hiciste todo lo bien que pudiste.

 

Limpia tu conciencia haciendo el bien a las personas que te rodean

Es cierto, no puedes volver al pasado y cambiar las cosas, pero sí que puedes acoger en tu interior el aprendizaje del pasado y utilizarlo ahora.

Eso quiere decir que si en el pasado no ayudaste, ahora sí que puedes ayudar, que si hiciste daño a alguien, ahora puedes dar cariño a alguien haciendo todo lo contrario que hiciste en el pasado.

Tienes la oportunidad de enmendar tus errores del pasado en le presenté aquí y ahora y ya no tienes justificación.

Recuerda también las cosas que hiciste bien

Es un error de la mente enfocarse solo en las cosas negativas que hiciese en el pasado, ya que a que no seas el mismísimo diablo, seguro que hiciste el bien alguna vez.

No utilices todo tu espacio mental para recordar lo negativo del pasado y guarda espacio para esas ocasiones en el que ayudaste a alguien o simplemente diste en la diana.

Cambia tu historia, tu historia no puede ser solo gris, es imposible que en tu pasado no haya habido colores ni sonrisas ni un solo día, báñate con buenos recuerdos y calma el dolor de tus caídas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *