Cómo alejar los pensamientos malos involuntarios de mi mente

Spread the love

Los pensamientos malos involuntarios son inevitables y es muy difícil escapar de ellos, pero sí que está en nuestras manos eliminar el poder que ejercen en nuestro bienestar y en nuestra mente.

En el post de hoy te voy a dar unos consejos muy sencillos para que exprimas el poder que tienen esos pensamientos negativos sobre ti y puedas sentirte más libre de la presión de ellos ejercen sobre ti.

pensamientos malos involuntarios

Haz clic aquí si quieres sentirte libre de la presión de los pensamientos negativos con este libro» Terapia de aceptación y compromiso» en Amazon, porque este libro te muestra las pautas a seguir para liberarte del sufrimiento de los pensamientos negativos y las emociones para que puedas sentirte más a gusto contigo mismo.

Como alejar los pensamientos malos involuntarios de mi mente en 4 pasos

1-Aceptar los pensamientos negativos que te atormentan es el primer paso, ya que muchos hemos caído en la trampa de pensar que si luchamos contra ellos van a desaparecer, y al contrario, cuanto más luchas contra ellos más poder ejercen sobre ti, así que acéptalos y verás que como mínimo lograras tener un poco más de paz.

2-No te identifiques con los pensamientos negativos. Lo cierto es que aunque es difícil no identificarte con tus pensamientos negativos cuando llevas toda la vida haciéndolo, todo es empezar y dar el primer paso. En realidad si esos pensamientos negativos logran hacerte daño es porque piensas que tú y ellos sois lo mismo.

Una forma muy eficaz de que dejes de identificarte con los pensamientos negativos, es que digas en silencio o en voz alta, «Estoy teniendo un pensamiento que dice (El pensamiento que estás teniendo en ese momento)» por ejemplo, estoy teniendo un pensamiento que dice que no voy a poder aprobar el examen. Porque de esta manera te confirmas a ti mismo que tú no eres el pensamiento sino el que crea ese pensamiento.

 pensamientos negativos de mi mente

3-Observa tus pensamientos negativos. Después de aceptar tus pensamientos y aprender a no identificarte con ellos, es bueno que comiences a tener el hábito de convertirte en el observador de ellos. Cuando en vez de dejarte llevar por tus pensamientos negativos, comienzas a observarlos sin juzgarlos, todo cambia porque reconoces que eres mucho más que esos pensamientos que te arrastran, eres una inteligencia capaz de observar lo que has creado.

Da el primer paso y desvincúlate de esos pensamientos poco constructivos simplemente observándolos con tranquilidad, si estás algo nervioso, respira profundamente para que eso te dé la calma que tiene que tener un observador que observa una tormenta.

4-Deja ir tus pensamientos para que sigan su camino. Seguro que si eres como la mayoría de personas, cuando  viene a tu cabeza un pensamiento, le das vueltas y vueltas sin dejarlo ir, y eso posiblemente es una mal habito que llevas mucho tiempo haciendo.

Tienes que aprender a dejar ir esos pensamientos que tanto pesan, y una forma muy eficaz es con la visualización donde te puedes imaginar que ese pensamiento vuela como una golondrina fuera de tu cabeza hacia el cielo hasta que desaparece.

También puedes imaginar que tus pensamientos negativos son unas hojas secas que tú mismo dejas en un río que fluye hacia el mar  mientras observas como desaparecen de tu vista a la misma vez que te vas sintiendo más liberado.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *