Cómo eliminar el miedo de la mente por la inseguridad

Spread the love

como eliminar el miedo de la mente

La inseguridad es el reflejo de lo poco que uno se conoce así mismo, ya que todos tenemos virtudes en nuestro interior de las que sentirnos orgullosos.

Es normal que las situaciones nos vengan grandes en nuestra vida cuando pensamos que tenemos poco que ofrecer al mundo.

En este post te muestro unos consejos que harán que creas más en ti mismo y  sepas apreciarte de verdad.

Haz una autorretrato positivo de ti mismo

Seguro que si alguien te preguntara cuáles son tus talentos y tus mejores aptitudes no sabrías qué responder.

Es imposible que tengas confianza en ti mismo si no te conoces a fondo o simplemente no sabes ver tu talento.

Así que es importante que comiences a hacer un autorretrato de ti mismo enfocado en lo positivo y en lo bueno que puedes ofrecer al mundo.

Ese retrato no tienes que construirlo ahora sino durante tu día a día mientras te observas y captas esos momentos en los que sientes que estás mostrando algo positivo de tu interior.

Durante el día es cierto que puedes tener momentos de torpeza, pero no te ciegues con la autocrítica y enfócate en esas actitudes que son especiales.

Puede ser que haya momentos en los que hagas sonreír a alguien, tengas una increíble concentración en tu trabajo o simplemente sepas escuchar, apunta en una hoja todo lo bueno que te define como persona.

Si lo haces así durante mucho tiempo y vas repasando a diario esa lista de aptitudes, verás que al concentrarte en tu lado positivo, él crecerá y se hará más fuerte.

 

Cómo eliminar el miedo de la mente aprendiendo de tus defectos y conviértelos en tu fortaleza

Lamentarte por tus errores y por tus defectos solo hace que se agranden y lo mejor que puedes hacer es utilizarlos para mejorar como persona.

Cuando reconozcas un defecto en ti, deja de llamarlo defecto y comienza a llamarlo oportunidad de cambio y de mejora.

Escribe en una hoja ese defecto que te quita el sueño y apunta debajo las cosas que puedes hacer para mejorarlo, después comienza a trabajar en ello sin obsesionarte.

No se trata de que consigas la perfección, sino que simplemente mejores ese defecto hasta el punto de que ya no sea un obstáculo y puedas seguir ofreciendo todo ese talento innato que tienes.

Después de haber mejorado algo tus defectos decide aprender  de ellos de forma que te conviertas en mejor persona.

Por ejemplo, si tu defecto te lo hacía pasar mal, ten entonces comprensión por las personas que tienen ese mismo problema y anímalos, entonces habrás convertido ese defecto tuyo en una virtud.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *