Mente Sana-Cuerpo Libre

Que hacer cuando la melancolía nos secuestra

Hay momentos que nos inundan de tristeza y amargan nuestro corazón.

Son esos momentos en los que mirar al pasado es caer en una trampa.

Ya no están esas personas que nos hacían reír y no encontramos su esencia en los demás.

En este post te muestro unos consejos para que la melancolía no ahogue tu corazón.

Disfruta ahora de lo que esas personas dejaron dentro de ti

Lo que nos hipnotiza de las personas no es su presencia física sino su maravillosa esencia.

La esencia de esos que nos ilusionaron dejo rastro en nuestra piel.

Todos esos momentos maravillosos que nos dejaron resuenan dentro de nosotros.

Sumérgete en tu interior y verás, olerás y sentirás a esas personas, ya que la grandeza deja rastro.

Valora el momento presente como si fuera el último

La melancolía nos secuestra del momento presente.

Ella nubla nuestra mente y oscurece nuestros sentidos haciéndonos ignorar la fuerza de este mismo momento.

Recorre uno por uno tus sentidos, despiértalos y recuérdales que son la entrada de la vida.

Observa la luz que atraviesa las cortinas, huele las plantas que trepan por la fachada y escucha su sonido sutil.

Abre tus ventanas  y abraza esa vida salvaje que no comprendes, pero a la que no puedes evitar  abrazar.

Crea momentos inolvidables ahora mismo

Si eres preso constante del pasado, es que te has quedado sin sentidos.

El presente inunda de belleza a todo el que es capaz de observarlo.

Si para ti es mejor el pasado que el presente es que no has entendedlo que la vida no existe sin la imperfección.

Haz de cada momento presente un cofre de tesoro y llénalo de sonrisas, de lágrimas cálidas y olores dulces y entenderás que eres dueño de todo y de nada.

 

2 comentarios en «Que hacer cuando la melancolía nos secuestra»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba