Muchas personas tienden a recordarse a ellos mismos lo malos que son en algunas actividades o lo mal que se le dan algunas cosas, eso crea un pequeño monstruo en nuestra mente al que alimentamos hasta hacerlo un gigante del que después no nos podemos deshacer.

Es cierto que a las personas se nos dan algunas cosas mejor que otras, pero esa reafirmación continua en lo que se nos da mal, hace que esa cosa se nos dé aún peor, y también nos hace enfocarnos en nuestra parte negativa, ignorando nuestra parte positiva.

az clic aquí si quieres aceptar y abrazar tu lado imperfecto con este libro «Wabi Sabi, aprender a aceptar la imperfección» en Amazon porque este libro tiene las claves maestras para amar a la imperfección y aceptarte tal como eres con tus defectos y virtudes para que así te puedas expresar sin complejos y sintiéndote libre de ser tu mismo.

 

Lo cierto es que si no nos gusta algo de nosotros, es así y es difícil cambiar de opinión sobre nosotros, pero si que podemos hacer algo, esa cosa que no nos gusta de nosotros, podemos compensarla con otra que si  nos gusta.

Cuando ya estamos acostumbrados a dar rienda suelta y poder a nuestros pensamientos negativos, quizás nos cueste retirarlos, pero no nos será difícil compensarlos con pensamientos positivos.

Cuando realmente damos por hecho  que somos malos con algo, debemos de enfocar nuestra mente en buscar esa cosa que si que se nos da bien para  que equilibre la balanza o impida que esa cosa que no nos guste de nosotros nos hunda en la negatividad.

No necesitamos perfeccionar este método, solo nos basta con que la balanza este decentemente  bien, solamente basta con que el peso de nuestra vida no este en la negatividad, solamente basta con hacer un poco de esfuerzo para poner en una parte de la balanza esas cosas que si que nos gustan de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *