Valorarme a mi mismo; Las clave para saber apreciarte como te mereces

Spread the love

Una sociedad competitiva es una sociedad que crea personas apresuradas sin espíritu.

valorarme a mi mismo

Muchos hemos sucumbido a la trampa de la competición en la que uno deja de ser uno mismo por ser más que nadie.

En este post te doy unos tips para que dejes de compararte con los demás y comiences a valorar tu esencia.

Compárate con el yo de tu pasado y no con los demás

El que te compares con otros es perder antes de haber comenzado la batalla.

El que nadie tenga la misma suerte ni las mismas oportunidades hace que la comparación sea absurda.

El éxito no es ser mejor que los demás, sino superarte a ti mismo día a día.

Solo recuerda lo pequeño que eras ante la vida y como esos obstáculos ahora son tu sabiduría.

Celebra cada victoria en tu vida, cada pequeño paso de superación y verás que la grandeza no está en ser mejor que otros, sino en valorar cada humilde paso.

Valora las actitudes de los demás no lo que tienen

Envidiar lo que los demás tienen es ignorar que la riqueza está dentro de ti.

Lo superficial es pasajero y no llena el espíritu, pero las buenas actitudes es lo que hace grandes a las personas.

Las buenas actitudes de las personas hace que la vida tenga sentido.

Así que aprecia la humildad en otros y contágiate de ella, valora los buenos gestos y conviértete en un aprendiz de la sencillez.

Enfócate en tu talento y en tus virtudes

Si de verdad te comparas con los demás es que todavía no te has deslumbrado de ti mismo.

El no ser capaz de ver tu talento no significa que no lo tengas sino que eres  incapacidad de verlo.

Despierta a tu talento, él se expresa en los momentos más inesperados y frescos de la vida.

Tu talento puede reflejarse en un pequeño gesto hacia un compañero, en una nueva forma de mirar el mundo o en la sencillez en la que haces las cosas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *