Cómo cambiar la visión que tenemos de nosotros mismos positivamente

Spread the love

 

Lo cierto es que ni el mundo ni la sociedad nos van a ver con buenos ojos, si nosotros no somos capaces de vernos a nosotros mismos con buenos ojos, todo triunfo o éxito empieza en nuestro interior, cuando nosotros mismos somos capaces de darnos el visto bueno, ya tenemos la batalla más difícil ganada, entonces la sociedad y el mundo es capaz de sentir esa energía triunfal en nosotros.

Haz clic aquí si quieres creer con fuerza en ti mismo y confiar en todos tus talentos internos con el libro «Cree en ti mismo» en Amazon porque este libro tiene las claves secretas para que descubras tu gran potencial para construir una vida que se parezca más a la de tus sueños.

 

Para ganar esa primera batalla, debemos de ser sinceros con nosotros mismos, y debemos de reflexionar y preguntarnos, que es lo que pensamos de nosotros mismos, pensamos bien de nosotros mismos o pensamos mal, nos creemos buenos o malos, pensamos que tenemos talentos o no, nos vemos débiles o fuertes, ¿somos capaces de mirarnos al espejo y ver que detrás de esos defectos hay algo que realmente merece la pena?

Nos podemos sorprender increíblemente, cuando nos encontramos quejándonos de las críticas de los demás hacia nosotros, y vemos que nosotros somos más críticos con nosotros, que ellos, entonces vemos que realmente si nos molestan esas críticas, es porque de alguna manera las apoyamos nosotros internamente.

Si realmente descubrimos en nuestra reflexión que tenemos buenos pensamientos hacia nosotros mismos, vamos bien encaminados, pero si vemos que no tenemos una buena visión de nosotros mismos, allí tenemos la respuesta de porque no alcanzamos lo que queremos en la vida, y es el momento de cambiar nuestra manera de pensar hacia nosotros mismos.

 

Para cambiar nuestra manera de pensar hacia nosotros mismos, debemos de comenzar a desmentir esa manera de pensar de nosotros mismos, ya que si pensamos mal de nosotros, es porque estamos enfocados en nuestras debilidades, en vez de nuestras fortalezas, cuando es obvio que todo el mundo tiene debilidades y fortalezas, pero no por ello todo el mundo es un desastre. Debemos de considerar que tener defectos y virtudes es algo natural, nacemos y crecemos así, con cosas positivas y negativas.

Debemos de expandir nuestra visión de nosotros mismos, allí veremos que es cierto que existen esas debilidades, pero no son estas debilidades las que nos han de definir como persona, sino que simplemente forman parte de nosotros mismos, pero nosotros estamos compuestos de muchas más cosas, entre ellas nuestros talentos y fortalezas, que si nos enfocamos en ellas, brillaran tanto y se harán tan poderosas, que nuestras debilidades serán una pequeña parte de nosotros.

Debemos de recordar que no debemos de eliminar nuestras debilidades completamente, porque ellas son parte de la motivación para que mejoremos en nuestra vida. Todo lo que tenemos en nuestro interior, sea positivo o negativo, tiene una razón de ser, está en nosotros administrarlo y darle buen uso en nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *