3 formas de salir de tu zona confort y sentirte vivo

Spread the love

«Las zonas de confort son donde los sueños tienen que morir». HustlersHaven.

Somos esclavos de nuestra propia rutina y vivimos como pájaros enjaulados alimentándonos con conformismo.

Las excusas solo son  miedo transformado en palabras que nos detienen y nos impiden ver y sentir la vida que hay más haya de nuestras propias fronteras.

En este post te muestro unos consejos para que comiences a salir de esa jaula llamada zona confort y así puedas romper los límites que no te dejan vivir.

1-Comienza a romper la rutina con pequeños movimientos

En realidad si te asusta tanto salir de la zona confort es porque nunca has pensado que puedes salir de ella poco a poco.

Comienza a hacer pequeñas acciones y movimientos como seria cambiar de camino hacia tu casa, tomarte un café en un nuevo bar o charlar con alguien con quien no lo sueles hacer.

Que rompas poco a poco la rutina va a hacer que tu estado de ánimo despierte a la misma vez que te sientes tranquilo mientras vas rompiendo limites.

2-Vuélvete una persona curiosa

La curiosidad por la vida puede hacer que una persona deprimida vuelva a despertar a la vida y que alguien que perdió la ilusión vuelva a soñar.

Esa curiosidad que tenías cuando eras niño es la que necesitas desarrollar para romper los límites y normas absurdas sobre tu vida.

Conviértete de vez en cuando en ese niño juguetón y déjate llevar por la curiosidad haciendo esas cosas que llevan tiempo correteando por tu cabeza lanzándote a la aventura.

3-Enfrentate a tus propios miedos

Tienes miedo de enfrentarte a tus propios fantasmas solo porque tienes en tu cabeza que eso es tirarse al vacío.

Pero lo cierto es que hay una forma segura de enfrentarte a ese miedo y es ir poco a poco.

Si te da miedo la vida social, puedes comenzar a reunirte con pocas personas, si te da miedo enfrentarte a alguien puedes comenzar con una simple carta o llamada.

Solo se trata de dar el primer paso y verás que la inercia y tu valentía hará que des los pasos que te harán ver que el miedo solo es eso, una emoción más a la que le damos mucha importancia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *